Cargando...

Teléfono:960 05 15 23 EMAIL: fisioterapianoumoles@gmail.comHorario:8:00 a 21:00h y sábados de 9 a 14h.

SINDROME DE LA BANDA ILIOTIBIAL

marzo 2, 2021 0
Verde-Azulado-Minimalista-Cafe-Foto-Instagram-Publicacion-2-e1614702169424.png

Si eres corredor, seguramente has oído hablar del «temido» síndrome de la banda iliotibial, también conocido como: rodilla de corredor, síndrome de fricción de la cintilla iliotibial o síndrome de la fascia lata.

¿Qué es y dónde se localiza?

La cintilla iliotibial es la parte tendinosa del músculo tensor de la fascia Lata que transcurre por la cara externa del muslo y que se inserta a nivel distal en la tibia, pasando sobre una “bursa” que facilita su deslizamiento.

Se entiende este proceso como la irritación e inflamación de dicha estructura que, además puede acompañarse o no de una bursitis.

¿Porqué se produce?

Esta patología tiene un inicio progresivo por movimientos intensos, repetidos y prolongados de flexión y extensión de rodilla.

Se presenta como un dolor agudo en la cara lateral de la rodilla, con o sin rigidez, que aumenta con la intensidad del ejercicio o cuando  realizamos este en pendiente. El dolor puede llegar a ser tan intenso que provoque la suspensión temporal de la práctica deportiva.

Actividades como la carrera, marcha nórdica, el ciclismo, trail, algunos ejercicios específicos, así como el uso de calzado inadecuado, un mal apoyo del pie, varo de rodilla u otras alteraciones biomecánicas pueden favorecer la aparición de dicha patología.

Tratamiento:

El mejor tratamiento es la prevención mediante un buen calentamiento, estiramientos diarios, evitar correr sobre superficies muy duras y/o con mucha pendiente, revisar tu pisada y utilizar un calzado adecuado a ésta y al tipo de terreno.

En el caso de que ya hayas notado algún síntoma, acude a tu fisioterapeuta para que evalúe la zona y el alcance de la lesión y lleve a cabo el tratamiento más adecuado para tu caso en concreto.

Como indicaciones generales:

– Disminuye el ritmo de entrenamiento, evita las actividades que provoquen dolor.

– Aplica hielo en la zona.

– Fortalece la musculatura aductora, abductora y región glútea mediante ejercicios isométricos.

– Estira y masajea la zona.

– Estas recomendaciones NO sustituyen la actuación de un fisioterapeuta.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Los campos obligatorios están marcados con *


® Copyright - Nou Moles Centro de Fisioterapia y Entrenamiento Personal en Valencia

Política de Privacidad - Uso de Cookies
css.php