Cargando...

Teléfono:960 05 15 23 EMAIL: fisioterapianoumoles@gmail.comHorario:8:00 a 21:00h y sábados de 9 a 14h.

Blog: Consejos y Noticias



epicondilitis-fisioterapia-valencia-1200x469.jpg

¿QUÉ ES Y POR QUÉ SE PRODUCE?

El codo de tenista, o epicondilitis, es una lesión del codo que se caracteriza por la inflamación de los tendones que unen los músculos del antebrazo con la parte lateral externa del codo (músculos epicondíleos). El comienzo de esta lesión sueles ser lento y progresivo, apareciendo un dolor a lo largo de la cara externa del codo que en ocasiones se irradia hacia el antebrazo y muñeca; sin embargo, en ocasiones, puede aparecer de forma brusca tras un sobreesfuerzo.

Aunque se conozca también como codo de tenista, no se trata de una lesión que se de exclusivamente en personas que juegan a tenis, existen profesiones más propensas a padecer este problema por la realización de gestos repetitivos, como pintores, mecánicos, peluqueros o personas que utilizan mucho el ratón del ordenador.

 

FACTORES QUE INFLUYEN EN SU APARICIÓN

Como hemos visto el principal desencadenante de esta lesión es la repetición de un gesto en concreto. Sin embargo, podemos decir que los factores que influyen en la aparición de esta lesión son:

  • Utilización de herramientas de trabajo inadecuadas.
  • Ejercicio o carga de peso excesivo con los brazos al que no estamos habituados.
  • Mala técnica o gesto deportivo (especialmente durante el revés en deportes de raqueta).
  • Utilización de material deportivo inadecuado.

¿CÓMO ES EL TRATAMIENTO?

El tratamiento conservador combina técnicas de fisioterapia con fármacos antiinflamatorios y/o analgésicos. El 90-95%  de los casos tienen una buena respuesta a este tipo de tratamiento que suele emplear las siguientes técnicas:

  • Interrupción o disminución del grado de actividad que provocó la lesión con reposo relativo (vendaje funcional, ortesis…).
  • Aplicación de frío local.
  • Electroterapia (ultrasonidos, láser…).
  • Estiramientos suaves y ejercicios de fortalecimiento de la musculatura y tendones afectados.
  • Modificar o adaptar la realización del gesto o movimiento repetitivo que está dañando el tendón (especialmente si se trata de deportistas, mejorar la técnica).

En casos de dolor muy agudo o de no obtener beneficios de la terapia conservadora, se puede recurrir a la infiltración con corticoides, cuyos efectos sobre el dolor suelen ser bastante rápidos y efectivos, sin embargo, no suponen una solución definitiva para la desaparición del dolor y pueden dar lugar a diversos efectos secundarios.

 

Bibliografía:

Patología del Miembro Superior. Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología Hospital Universitario Miguel Servet.  Junio 2002, Zaragoza.

Rodriguez Morales D., García Cubero M., Mena Mateo JM, Silió Villamil F, Maqueda Blasco J. Enfermedades profesionales relacionadas con los trastornos musculoesquléticos. Epicondilitis. DDC-TME-04. NIPO: 272-12-004-2.Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

 

 

 


® Copyright - Nou Moles Centro de Fisioterapia y Entrenamiento Personal en Valencia

Política de Privacidad - Uso de Cookies
css.php